A las pocas horas de los informes de que la aplicación de negociación “RobinHood” pudo haber detenido ilegalmente la compra de acciones de “GameStop”, “AMC” y otras compañías para proteger las posiciones de ventas a corto plazo de “Melvin Capital”, mientras imponía pérdidas a los inversores minoristas, la firma de abogado Ferraro, en colaboración con Jeffrey Kwatinetz, Esq . y Sean Burstyn, Esq., tomaron medidas en nombre de los clientes de “Robinhood” que no pudieron realizar transacciones con acciones. Este acto de manipulación corrupta del mercado perjudica a los ciudadanos comunes y afecta ampliamente la fe en el sistema financiero. 

Cualquier persona que tenga interés en las noticias financieras, probablemente está familiarizado con la situación actual que involucra a “Robinhood”. Para resumir, los creadores y comerciantes de “Robinhood” se dirigieron a inversores jóvenes e inexpertos cuando lanzaron la aplicación de inversión destacando su falta de tarifas de transacción y su facilidad de uso.

En enero 28 del 2021 la compañía publicó una declaración “Manteniendo Clientes Informados A Través de la Volatilidad del Mercado”. Esto indicó que “Robinhood” iba a restringir (al menos temporalmente) la negociación de ciertos valores para posicionar solamente las negociaciones de cierre. Adicionalmente, “Robinhood” aumentó el margen de requerimientos para los valores aplicables.

Esta movida fue claramente una respuesta a una tendencia que comenzó cuando un grupo de usuarios de “Reddit” decidió comprar acciones en “GameStop” para aumentar el precio. Al hacerlo, estarían apostando contra las posiciones de los fondos de cobertura que planeaban vender acciones a corto plazo.

Cuando alguien está tratando de vender acciones a corto plazo, lo que quiere es que el precio disminuya. Vender acciones a corto plazo implica tomar acciones prestadas, venderlas rápidamente y, cuando el precio disminuya, comprarlas nuevamente y devolverlas al prestamista. El objetivo es ganar la diferencia. Sin embargo, vender acciones a corto plazo puede resultar muy arriesgado. Si el precio de la acción aumenta, el inversor debe ahora pagar la diferencia. Teóricamente, no hay límite para la cantidad de dinero que podría perder.

Los inversores que planearon en vender a corto plazo las acciones de “GameStop” estaban conscientes de este riesgo. Sin embargo, cuando su estrategia no dio resultado, en lugar de permitir a otros pequeños inversores a continuar comprando acciones de “GameStop” y otros valores afectados, “Robinhood” intervino para proteger los fondos de cobertura. Aunque la declaración de “Robinhood” indica que la compañía afirmaba tener en cuenta los mejores intereses de los usuarios, aquellos que tomaron esta decisión deben haber sabido que en realidad beneficiaría a la élite al evitar que el precio de estos valores subiera aún más.

Los líderes de “Robinhood” afirmaron que necesitaban detener temporalmente las inversiones en ciertos valores para obtener capital. Esta empresa dice esto a pesar de que también afirma no tener problemas de liquidez. Tal inconsistencia es una señal segura de negligencia o incluso intención maliciosa. 

Es comprensible que los usuarios de “Robinhood” hayan reaccionado con indignación a estos negocios sórdidos. Si bien, los líderes de “Robinhood” pueden afirmar que apoyan al “pequeño” todo lo que quieran, los usuarios solo necesitaban señalar la relación de “Robinhood” con los principales fondos de cobertura y firmas de inversión para demostrar que hay un evidente conflicto de intereses en juego. Los verdaderos aliados de “Robinhood” son los titanes de “Wall Street”, a los que la empresa pretende oponerse. Por lo tanto, no es de extrañar que conspiraran con “Point72”, “Citadel” y su subsidiaria, “Melvin Capital Management”, para protegerlos.

Esta no es la primera vez que “Robinhood” ha abusado de la confianza de sus usuarios. Una investigación previa hecha por el “SEC” descubrió que “Robinhood” estaba vendiendo información de pedidos de sus clientes a inversores de alta frecuencia, previniendo que los usuarios obtuvieron los mejores precios. El hecho de que Robinhood no divulgara esta práctica, resultó en una multa de $ 65 millones a la compañía.

Creemos que deben volver a pagar el precio. Con ese fin, en la firma de abogados Ferraro hemos acordado en representar a numerosos demandantes en un caso de acción de clase en el que se nombra a “Robinhood” y los co-conspiradores de la empresa como demandados. Nuestro objetivo: asegurar una compensación para los demandantes y exponer a Robinhood como lo que realmente es. Luchar por la gente común contra empresas poderosas, es nuestro llamado. Defendemos a los inversores minoristas contra un sistema manipulado. Esté atento a nuestro blog para obtener más noticias a medida que se desarrolle el caso.

Categorias